TLC con EE.UU. suma US$127 mil millones en diez años

El tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y los Estados Unidos cumple en 2022 su décimo aniversario en medio de un contexto global que puede darle un impulso para la “nueva etapa” en la que entran las relaciones bilaterales.

De acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) y presentadas por la Cámara de Comercio Colomboamericana (Amcham Colombia), desde 2012 hasta el 2021 el comercio bilateral, en el marco del TLC, ha alcanzado los US$127.183 millones, donde las exportaciones minero-energéticas han llegado a los US$74.266 millones, es decir, el 58,4% del total. Mientras, las ventas externas de los no mineros, fueron por US$52.917 millones, lo que equivale al 41,6% de la participación.

En cuanto a los productos que más se han comercializado, los datos de la cámara comercial muestran punteros a los minero-energéticos aunque se han ido reduciendo.

Ahora bien, en cuanto a la otra categoría, entre los años 2012 y 2021 la venta externa de flores ha crecido 40,4% hasta los US$10.960.856 millones; el café y sus derivados en 63,2% hasta los US$10.517.266 millones y las confecciones han hecho lo propio en 31,2% hasta alcanzar los US$2.510.986.

En este lapso solo destacan las frutas como la única categoría que ha decrecido, en concreto, en 11,9% y sumando un total de US$1.943.796 millones.

Hacia un repotenciamiento

En diálogo con Portafolio, María Claudia Lacouture, directora de Amcham Colombia, manifestó que la conversación debería estar enfocada en “cómo aprovechar” los términos del acuerdo comercial para repotenciar aún más la relación comercial entre ambos estados aliados.

Para ello, mencionó que hay oportunidades en más alianzas público-privadas, productividad y competitividad, acceso fitosanitario y relocalización de empresas (nearshoring).

Esa visión fue la que se plasmó en el primer día de la Cumbre Bicentenario, un evento que realiza la entidad empresarial para hacer una radiografía sobre la actualidad de la relación bilateral y cómo puede repotenciarse.

Sobre el caso del nearshoring, que ha circulado en la opinión pública con mayor frecuencia en, al menos los dos últimos años, Juan González, director de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, aseguró que la región “debe unir esfuerzos” para aprovechar el momento y “trabajar” hacia una integración económica plena, lo cual “ha sido una de las debilidades históricas de la región”.

Una nueva etapa en las relaciones

Otro de los puntos que se trataron durante el conversatorio fue el futuro de las relaciones binacionales entre Colombia y Estados Unidos y cómo pueden repotenciarse.
Los asistentes al evento coincidieron en que ya las relaciones están en una nueva etapa luego de que Joe Biden confirmara a Colombia como “aliado estratégico no Otán”, lo que significa que el país tiene un estatus privilegiado dentro del selecto grupo de socios que no pertenecen al Tratado Atlántico.

Tenemos tanto en común que nos necesitamos tanto (…) Colombia es un país aliado y dispuesto y por eso tenemos esta agenda conjunta por la región: migración, agenda climática, entre otros”, dijo a su turno el embajador de Estados Unidos en Colombia, Phillip Goldberg.

Una de esas oportunidades es el proyecto de Ley de Alianza Estratégica Estados Unidos-Colombia 2022, presentado al Comité de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense por su presidente el senador Robert Menéndez y su colega Tim Kaine.

Además, existe la iniciativa ‘Build Back Better World’ (B3W) liderada por el presidente Joe Biden como un mecanismo para invertir en el mundo más de US$40 trillones en proyectos con apoyo al sector privado y enfocado en áreas como el cambio climático, salud, tecnología digital, equidad de género, entre otros; según indicaron los asistentes.

Tomado de: PORTAFOLIO