Sociedad colombiana recibe el ‘premio Nobel del Derecho’

En el marco de la clausura del Congreso Mundial de Derecho, que se cumple en la mañana de este viernes en Barranquilla, la sociedad colombiana recibió el World Peace & Liberty Award.

El acta de concesión del premio fue leída por Hilarie Bass, expresidenta de la American Bar Association. En el documento se destaca la consolidación de la democracia en el territorio colombiano.

La estatuilla fue recibida por el presidente Iván Duque Márquez de manos del rey de España, Felipe VI. La entrega fue acompañada por un grupo de destacadas personalidades en el ámbito jurídico.

Cabe destacar que un monumento -inspirado en este reconocimiento- fue inaugurado en la tarde de este jueves en la Plaza de la Paz.
Dicho reconocimiento coincide con el aniversario número 30 de la proclamación de la Constitución de 1991 y los 200 años de la Constitución de Cúcuta.

Javier Cremades, presidente de la World Jurist Association, destacó que es la primera vez que el reconocimiento es otorgado a una sociedad y es un “reconocimiento” al proceso que se ha liderado por fortalecer la institucionalidad democrática y el imperio de la ley en el país.

“Colombia es una de las pocas Estrellas que brilla en el firmamento de la libertad. Esto no lo exime de sus tareas. Los colombianos han apostado por una vida bajo al amparo de la Constitución”, expuso Cremades.

Por su parte, Luis Almagro, secretario General de la Organización de Estados Americanos, destacó algunas de las “bondades” que llevaron a la entrega del reconocimiento a la sociedad colombiana.

“Es un premio justo. Su constitución garantiza amplios derechos. El sistema de justicia es denso, su sistema es organizado. Todo eso ha sido construido por el pueblo colombiano, una historia de contradictorias y conflictos. Existe apego al imperio de la ley y el pueblo vela por eso. Siempre prevalece el fortalecimiento de la democracia”, sostuvo Almagro.

El World Peace & Liberty Award ha sido entregado, en oportunidades anteriores, a personalidades como René Cassin, en 1972, como reconocimiento a su labor en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de las Naciones Unidas.

También lo recibió el activista político africano, Nelson Mandela, en 1997, en reconocimiento a su lucha por los Derechos Humanos en Sudáfrica.

Durante el Congreso Mundial de Juristas de 2019, la WJA decidió otorgar este premio al rey Felipe VI de España, con el propósito de exaltar su aporte en la defensa de la paz, la democracia y la libertad.