“Los proyectos de hidrógeno generarán hasta US$5.500 millones en inversión a 2050”

Esta semana el Gobierno publicó la hoja de ruta del hidrógeno, que definirá el camino de este energético para los próximos 30 años.

Frente a este punto, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, explicó las metas de electrólisis y de producción, las inversiones que se atraerán y el estado actual del sector minero-energético.

¿Cuáles son los puntos principales de la hoja de ruta del hidrógeno, que lanzó ayer el Ministerio; y cuál será el aporte de este energético al país y a la economía?

Se presentó la hoja de ruta para convertir a Colombia en productor mundial de hidrógeno azul y verde. Hemos acelerado masivamente la incorporación de fuentes no convencionales de energía renovable (Fncer); y aprobamos la Ley de Transición energética.

A 2030, Colombia tendrá de uno a tres GW de electrólisis; y podremos producir cerca de 50 kilotoneladas de hidrógeno azul a partir del gas natural y del carbón. Con esos proyectos vamos a generar entre US$2.500 y US$5.500 millones y más de 15.000 puestos de trabajo.

¿Cómo se blindará la hoja?

Pretendemos que la transición energética se vuelva política de Estado. Hemos logrado que todo el marco normativo y fiscal quede en Ley. También añade nuevas fuentes, como la geotermia, eólica costa afuera y almacenamiento de energía a gran escala.

¿Cómo va el crecimiento de la minería ?

La minería está saliendo de un periodo difícil después de una caída de la demanda de carbón. Se ha incrementado la producción en 40% en los dos primeros trimestre de este año, con 14 millones de toneladas en cada semestre; y vuelve a incrementarse por lo que ocurre en el sector eléctrico de Europa y la demanda migrando hacia Asia.

Esperamos una recuperación, los precios han aumentado más de 75% y esperamos un incremento en volumen de 45% a 50%. En 2020 se alcanzaron 20 millones de toneladas. El objetivo es cerrar con 60 millones de toneladas para 2021, en carbón.

En minerales metálicos como el cobre, oro, molibdeno y zinc, Colombia tiene un gran potencial. A final de este año y principios de 2022, empezará la construcción y montaje del proyecto de Gramalote, en Antioquia, que incrementará 22% la producción nacional, con inversiones por US$1.000 millones.

¿Cuál es el potencial del país en nueva minería?

El cobre viene con subproductos que también son muy demandados en la transición energética, como el molibdeno, plata, oro, zinc, níquel. Tenemos una producción de ferroníquel importante y está siendo demandado.

¿Qué acciones ha realizado el Ministerio para agilizar las consultas previas con las comunidades?

Hemos hecho un trabajo muy fuerte en La Guajira y hemos venido ofreciendo apoyo al Ministerio del Interior. Tenemos grupos dedicados de trabajo y hay que seguir trabajando para que a través del diálogo se lleguen a acuerdos.

¿Cuál es el estado de la producción de hidrocarburos? ¿Cuándo superarán cifras prepandemia?

Cuando el sector se recuperaba en producción, tuvimos los bloqueos, que fueron más nefastos que la pandemia por el bloqueo a campos de producción en Putumayo, Meta y Casanare; por lo que la producción bajó a niveles que no teníamos desde 2019, por debajo de los 700.000 barriles por día.

A hoy, la producción de petróleo ha repuntado cerca de 20%, por encima de 750.000 barriles. Tenemos la expectativa de cerrar cerca a 780.000 barriles y en un año llegar a las cifras prepandemia. Los precios del crudo y del carbón han hecho que estemos cumpliendo por encima de la meta de recaudo de regalías para este bienio.

¿Cómo avanzan los proyectos de yacimientos no convencionales; y cuánto se podría acumular en reservas de materializarse este método?

Tenemos dos pilotos en curso operados por Ecopetrol, están recopilando la información para solicitud de licenciamiento ambiental. Con este método podremos incrementar las reservas de gas natural que están en 7,7 años a 35 y 50 años; en el caso del crudo podríamos incrementarlo entre 30 a 30 años.

Hay reservas importantes, pero adelantamos proyectos piloto limitados, controlados con monitoreo antes de llegar a las fases comerciales.
¿Cuál es el potencial que tiene el país en los pozos convencionales; y qué porcentaje de reservas aún quedan por descubrir y explorar ?

Arrancamos procesos tras haber liderado cuellos de botella contractuales, porque en 2018 encontramos una situación crítica en materia de adjudicación de nuevas áreas. El país llevaba cinco años sin adjudicar contratos de exploración y producción; y pusimos en marcha un proceso permanente de asignación de áreas, que ha permitido firmar 35 nuevos contratos en tres años.

Estamos adelantando una nueva etapa de adjudicación, la Ronda Colombia 2021, donde se pusieron a disposición 32 áreas. Hay compromisos de US$3 billones solo en la etapa de exploración; de estos, seis contratos en aguas costa afuera con en el caso de Shell, Anadarko y Ecopetrol. Esperamos descubrimientos en costa afuera, en Llanos y Magdalena.

¿Cuándo podrá materializarse la producción derivada de los campos Off-shore?

Shell está bastante adelantado, ya tiene contratados los taladros. Esperamos tener las primeras perforaciones en el bloque en el primer trimestre de 2022. Hay un periodo de hasta nueve años hasta llegar a la etapa de producción.

¿Ha logrado el Fepc mitigar la volatilidad del mercado internacional en combustibles?

Hay una tendencia al alza en los precios del crudo. El Fepc, ha amortiguado esos incrementos para no trasladar de manera directa la volatilidad a los consumidores, pero es probable que se produzca una corrección.

¿Cuántas granjas solares se entregarán antes de finalizar 2021 y este Gobierno?

Para 2021 la meta es multiplicar por 20 la capacidad instalada de 2018 con renovables. Esperamos la entrada de siete proyectos más, como la granja solar El Paso en Cesar, de 50 MW de capacidad, y otra en el Meta, por parte de Ecopetrol, la más grande, con 61 MW. Para fin de Gobierno tenemos la meta de cerrar con 1.600 MW de capacidad y 900 más en construcción antes de finalizar 2022.

¿Cómo avanza la generación eólica costa afuera?

Dejaremos el marco regulatorio para el funcionamiento de energía eólica costa afuera, ahí hay un gran potencial. Solo en la Guajira puede haber entre 12 GW y 37 GW de capacidad instalada, equivalente al doble de lo que hay en energías convencionales y no convencionales.

¿Existe un riesgo de desabastecimiento de energía por la no entrada de Hidroituango?

Si se materializan riesgos por Hidroituango, haríamos una nueva subasta de cargo por confiabilidad para 2024 y 2025, de llegar a ser el caso.

Tomado de: LA REPÚBLICA