‘Los exportadores ya se están recuperando tras el paro’

El Comercio internacional está pasando por un momento interesante, si bien las exportaciones han repuntado, hay una diversificación de la canasta colombiana y también una mejora en el envío de carga tras los bloqueos del paro.

Pero igualmente hay una crisis de contenedores vacíos, altos fletes en el transporte y ese contexto será analizado en el Congreso Nacional de Exportadores Analdex entre hoy y el viernes.

Javier Díaz Molina, presidente ejecutivo de Analdex explicó cómo se está dando la recuperación y los retos que han enfrentado las empresas para vender al exterior.
El evento iniciará con un enfoque regional aduanero para identificar las buenas prácticas y los cuellos de botella, además el Gobierno expondrá los esfuerzos y logros en la reactivación.

El Comercio internacional está pasando por un momento interesante, si bien las exportaciones han repuntado, hay una diversificación de la canasta colombiana y también una mejora en el envío de carga tras los bloqueos del paro.

Pero igualmente hay una crisis de contenedores vacíos, altos fletes en el transporte y ese contexto será analizado en el Congreso Nacional de Exportadores Analdex entre hoy y el viernes.

Javier Díaz Molina, presidente ejecutivo de Analdex explicó cómo se está dando la recuperación y los retos que han enfrentado las empresas para vender al exterior.
El evento iniciará con un enfoque regional aduanero para identificar las buenas prácticas y los cuellos de botella, además el Gobierno expondrá los esfuerzos y logros en la reactivación.

Yo creo que la economía se está recuperando en buena medida por las acciones del Gobierno y por el avance del programa de vacunación, a pesar de la escasez actual, pues a medida que se da la vacunación se puede reabrir la economía y se ha logrado una mejor dinamización de los sectores”, expuso el directivo.

Las expectativas a final de año apuntan a un crecimiento económico pero no las cifras de empleo.

“Hemos visto la recuperación de las exportaciones, la diversificación de productos diferentes al petróleo y la reacción del sector agrícola, agroindustrial y las manufacturas, ahí estamos buscando avanzar y solucionar algunos cuellos de botella en la parte logística, por ejemplo, el tema internacional de los contenedores y los fletes marítimos ya que esto no solo afecta a Colombia”, apuntó.

El directivo enfatizó en que lo que se debe hacer en el caso de la falta de los contenedores y los fletes, es esperar a que el panorama mejore y se solucione.

Nosotros somos muy pequeños en esta actividad. Lo que representa la región para las navieras es 4% y el negocio no está entre nosotros, esperaremos lo que ocurra, pero sin duda esto empieza a afectar las dinámicas del comercio mundial porque hay unos productos que no logran viajar con estos fletes. Nosotros no hemos sido ajenos, lo hemos vivido y padecido en Buenaventura con la escasez de contenedores y para algunas navieras resulta más rentable llevar contenedores vacíos que con azúcar o café que es lo que sacamos por este puerto”, dijo.

Tras el paro y los bloqueos, que ya se superaron, la cuestión está en la disponibilidad de los contenedores vacios para mover los productos y a esto se le agregan los fletes internos.

El sisetac (el flete interno), que el gobierno definió con un piso, es algo de lo que queremos hablar de manera propositiva, para que ese valor responda a nuevas vías, al túnel de la Línea funcionando y las dobles calzadas. Hay empresas que pueden trabajar no solo las 11 horas diarias como se establece, sino que son 20, entonces lo importante es no esconder ineficiencias que pueden afectar la actividad del comercio y que ese valor no se quede en alto”, especificó.

En otro punto de la reactivación, Díaz agregó que es necesario no castigar a los exportadores por fallas o errores formales, particularmente con las empresas altamente exportadoras que importaron maquinaria para producir bienes de exportación.

Las tres condiciones que se establece en estos casos, como que se deba exportar mínimo 30% de lo que se produzca con esas maquinas, que no se pueden vender y que además se deben mantener en patrimonio de la empresa y deben enviar una carta al cumplir. Entonces, al no enviar la certificación o enviarla en una fecha distinta por no tener claridad al respecto ya generaba el pago del IVA, de una sanción, intereses y demás, pues no está bien que se haga por un error formal y no de fondo, buscaremos que se corrija esto en la reforma tributaria”, apuntó.

En el congreso también se buscarán perspectivas para que las exportaciones sean un jalonador de la economía nacional, en el marco de la reactivación y la creación de empleos formales.

Queremos poner en marcha las recomendaciones de la misión de internacionalización, para lograr que Colombia tenga una mayor participación en las exportaciones. Con el Plan Vallejo tenemos un excelente ejemplo de cómo al eliminar barreras y trámites la gente le ve más utilidad. Hay 45 empresas que han acogido el nuevo sistema que permite que el trámite sea más rápido y que parte de lo que se produzca también se deje al mercado local”, puntualizó.

De acuerdo con Díaz, antes de la pandemia el país tenía alrededor de 11.000 empresas exportadoras y ahora hay cerca de 7.000.

Tomado de: Portafolio