Las características del peso colombiano que lo hacen atractivo para los inversionistas

En medio del avance del conflicto en Ucrania y en contravía al desempeño de algunas de las monedas de la región, el peso colombiano estaría cotizando como una oportunidad para los inversionistas, según los expertos.

De hecho, según un ranking de Bloomberg que se basa en las cotizaciones spot, el peso local es la tercera moneda emergente que más se ha revaluado en 2022, específicamente 7,03%, seguido de Brasil y Perú con 9,91% y 7,41%, en ese orden.

Pese a la incertidumbre electoral, que hace que las personas se refugien en divisas como el dólar y el euro, cambiando sus pesos ahorrados en CDT a estos billetes, la crisis geopolítica que hoy sacude al mundo ha hecho que otros prefieran apostar por las monedas emergentes.

“Colombia puede ser una oportunidad en la medida en que el Banco de la República ya inició sus alzas en tasas, los inversionistas pueden aprovechar este diferencial. Se encontraron con una divisa que estaba muy devaluada y unos bonos o TES con tasas atractivas, lo que hace que el peso sea una oportunidad de inversión”, expresó José Luis Hernández, trader de mesa institucional de Corficolombiana.

Asimismo, los analistas destacan que posiblemente el sector de hidrocarburos está aprovechando los altos precios del petróleo de referencia Brent para monetizar a los precios actuales del crudo, y que dichos precios están influyendo directamente en Colombia al ser un exportador neto del hidrocarburo, lo que evidencia otra oportunidad.

“En medio de este contexto geopolítico se reanudó la correlación existente entre los precios de este commodity y la tasa de cambio, con lo cual, a medida que persista este escenario, vemos que podrían extenderse las valorizaciones de la moneda local, aunque a lo mejor veríamos un ritmo moderado”, explicó Laura López, analista de renta variable de Casa de Bolsa.

De acuerdo con López, la dinámica de los precios del crudo no ha sido la única razón que ha incidido en el comportamiento del tipo de cambio, pues la exclusión de Rusia de varios índices globales lleva a que esos flujos se dirijan hacia otros destinos.

“Como Rusia va a salir del índice JP Morgan, esto hace que Colombia sea interesante para inversionistas extranjeros, ya que van a encontrar un mercado emergente que pueda suplir al mercado ruso”, explicó Hernández.

Bajo esta línea, el jefe de estudios económicos del Banco de Bogotá, Camilo Pérez, señaló que “nuestro comercio internacional con Rusia es muy bajo. En exportaciones tenemos algo menor a 0,3% y en importaciones es lo mismo, con lo cual nuestros vínculos comerciales también son muy reducidos, es decir, si Rusia por alguna razón generara un contagio a todos sus socios comerciales, Colombia ahí no se vería afectado”.

Otra característica que hace atractiva a la moneda colombiana por los últimos días consiste en las OPA por Sura y Nutresa que ha lanzado el Grupo Gilinski, ya que han ingresado al país más flujos de capital.

En contraste a monedas latinoamericanas como el peso colombiano, el real brasileño o el sol peruano, la divisa que más se ha devaluado en lo corrido de este año es el rublo ruso, dadas las tensiones en Ucrania y las sanciones que occidente le ha impuesto. La moneda ha caído cerca de 37,84% desde el inicio de 2022, según un índice de Bloomberg. Le siguen el zloty polaco, con un retroceso de 11,94%, el forint húngaro (10,43%), la corona checa (7,65%) y la lira turca (7,47%). Dentro de las ocho de peor rendimiento, solo hay una divisa latinoamericana: el peso argentino, que cae 5,27%.

“A pesar de que se puede entender que la región no se ha debilitado lo suficiente, vemos un mexicano, chileno, real, que se ha venido fortaleciendo y manteniendo su tendencia de fortaleza que ha tenido en el año, el peso colombiano lo ha hecho mucho más fuerte”, manifestó Juan Eduardo Nates, asociado senior de divisas.

Tomado de: LA REPÚBLICA