“La internacionalización es una fuente de desarrollo regional”: Lombana

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Ximena Lombana, aseguró que el Gobierno nacional apuesta por la internacionalización de las empresas en el Atlántico y que para ello se desarrollan diversas estrategias.

En entrevista con EL HERALDO destacó el buen desempeño de la industria en Barranquilla y el departamento y la importancia de las zonas francas para el desarrollo de la región.

¿Cómo analiza el comportamiento de la industria en Barranquilla y el Atlántico?

El indicador de producción real de la industria en el Atlántico ha mostrado un crecimiento de 21,8 % entre enero y septiembre de 2021 frente al mismo periodo de 2020. Si se compara este mismo valor con enero-septiembre de 2019, la producción industrial ha crecido 13,6 %.

En este departamento los sectores de madera y muebles junto con la categoría de textiles, confecciones y cuero mostraron crecimientos superiores al 50 % entre enero y septiembre de 2021 frente al mismo periodo de 2020.

En Barranquilla el crecimiento de la producción industrial fue de 21,9 % entre enero y septiembre de 2021 frente al mismo periodo de 2020. En línea con el proceso de recuperación, se tiene acumulado a septiembre un crecimiento de 16,9 % frente a septiembre de 2019.

¿Cómo se puede impulsar la internacionalización de las empresas del departamento?

n materia de comercio exterior, buscamos hacer de la internacionalización una fuente de desarrollo regional. Por eso, la articulación con los actores territoriales ha sido la columna vertebral de nuestra política. Nuestra labor en la identificación de oportunidades, la diversificación de la canasta exportadora, la ampliación del tejido empresarial y el camino para el aumento de las exportaciones no minero energéticas, ha partido de las regiones.

Justamente, hace un par de semanas arrancamos la implementación de la Estrategia de Regionalización de la Misión de Internacionalización en el Atlántico, con lo que buscamos no solo profundizar los planes departamentales, fomentando el trabajo Nación-Región en temas sectoriales y transversales, sino darle protagonismo y corresponsabilidad a los actores regionales en la consecución de las metas de país en materia de internacionalización y propiciar la articulación con los actores nacionales.

¿Estas políticas también llegan a las mipymes de la región?

Como parte de nuestra política de comercio exterior, contamos con diferentes programas para ayudar a las empresas, en especial a las mipymes y a las regiones en su camino a la internacionalización. Tenemos Fábricas de Internacionalización, un programa de acompañamiento a la medida de cada empresa para identificar los aspectos a mejorar en ese camino a la internacionalización.

De la convocatoria de 2020, hay 17 empresas del Atlántico que actualmente están desarrollando el plan de trabajo y de la convocatoria 2021 hay 28 empresas aceptadas.

Contamos también con el programa Calidad para Crecer, que es de acompañamiento para preparar, alistar y apoyar a las empresas en la obtención de certificaciones de calidad para mercados internacionales. Tenemos también Bancóldex Más Global, para la financiación para la exportación.

¿Cuál es el aporte de las zonas francas a la recuperación económica de la región?

En materia de desarrollo productivo y crecimiento de las regiones, el Gobierno ha buscado impulsarlos a través de los mecanismos de comercio y productividad.  Uno de estos es el régimen de zonas francas, que permite a las empresas tener beneficios tributarios, aduaneros y de comercio exterior. A través de los incentivos de este instrumento se fomenta la creación de empleo y la captación de nuevas inversiones de capital, promoviendo la competitividad en las regiones en donde se establecen.

El desarrollo de las zonas francas contribuye a la competitividad del país, es uno de los mejores instrumentos para la atracción de inversión y generación de empleo, lo cual se puede visibilizar en el Atlántico, donde se encuentran declaradas 9 zonas francas, de las cuales 3 son permanentes y 6 permanentes especiales. Estas han ejecutado inversiones por $1.5 billones y generan 3.967 empleos entre directos, indirectos y vinculados a septiembre de 2021.

Estas zonas francas hay empresas de industria y servicios (salud, portuarios, call center y generación de energía) que aportan a dinamizar la economía regional, la generación de empleo calificado, la diversificación productiva y al desarrollo social.

Tomado de: EL HERALDO