Inflación en EE. UU. al alza, llega a 7% al cierre de 2021

La Oficina de Estadísticas Laborales informó un incremento de 7% en la tasa de inflación anual para diciembre de 2021, registrando nuevamente el nivel más alto desde junio 1982, cuando la cifra fue de 7,1%. Además, la variación mensual se situó en 0,5%, ajustado por estacionalidad, indicando un descenso de 0,3 puntos porcentuales con relación al dato de 0,8% de noviembre.

En cuanto a la inflación subyacente, que excluye la volatilidad de los precios de los alimentos y combustibles, se reporta un ritmo de 0,6% en diciembre, reflejando por sexta vez un repunte superior al 0,5% en los últimos nueve meses, lo cual se relaciona con un impulso anual de 5,5%, el más alto desde febrero de 1991. Por su parte, los precios de la energía cayeron por primera vez después de una tendencia alcista y se contrajeron un 0,4 %, mientras que los alimentos subieron 0,5%, paralelamente.

El encarecimiento de bienes y servicios a final de 2021 obedeció principalmente a los automóviles y camiones de segunda mano (+3,5%); prendas de vestir (+1,7%); equipamiento y suministros para el hogar (+1,3%); y vehículos nuevos (+1%). Adicionalmente, el costo de la vivienda ascendió 4,1% en lo corrido del año pasado, denotando el auge del mercado inmobiliario que ha empujado los precios de las residencias a máximos históricos, así como alzas en las rentas y alquileres.

La respuesta de política monetaria por parte de la Reserva Federal se encuentra a la expectativa tras la aceleración del ‘tapering’ o reducción en la compra de activos, la cual se espera que culmine en marzo y otorgue un mayor margen ante una elevación en los tipos de interés. Cabe resaltar que, desde mediados de noviembre cuando el banco central comenzó a insinuar acciones en torno al recrudecimiento del nivel general de precios, los indicadores de la inflación esperada en el mercado de bonos han disminuido, brindando tranquilidad en los mercados financieros.

Ventas minoristas se contraen 1,9% en diciembre 

El Departamento de Comercio notificó que las ventas minoristas y servicios de alimentación en diciembre fueron por un valor US$ 626.800, lo que expone un deterioro de 1,9% con referencia a noviembre, siendo la caída más pronunciada en los últimos 10 meses. Sin embargo, las ventas totales en el transcurso de 2021 aumentaron 19,3% en comparación con 2020, al tiempo que para el período comprendido entre octubre y diciembre se observó fortalecimiento de 17,1%.

Entre los segmentos que reportaron mayor dinamismo positivo se encuentran los establecimientos varios al por menor (+1,8%); tiendas de materiales de construcción y jardinería (+0,9%); y establecimientos de salud y cuidado personal (+0,5%). Esto contrasta con la desaceleración en las tiendas artículos deportivos, pasatiempos, instrumentos musicales y libros (-4,3%); muebles y artículos para el hogar (-5,5%); y comercio electrónico (-8,7%), respectivamente.

El bajo desempeño en diciembre se diferencia del fuerte inicio de las ventas para la temporada de fin de año luego de que los consumidores anticiparan sus transacciones económicas en octubre y noviembre, lo cual fue impulsado por las disrupciones en la cadena de suministro que condujo a retrasos en los tiempos de entrega durante el represamiento de buques en los principales puertos de Estados Unidos.

Desempleo terminó en 3,9% en diciembre 

El Departamento de Trabajo en su último informe del mercado laboral dio a conocer que la tasa de desempleo en diciembre de 2021 descendió a 3,9%, ajustado por estacionalidad, lo que refleja una disminución de 0,3 puntos porcentuales con relación a la cifra de 4,2% reportada en noviembre. Este resultado es el más bajo desde el inicio de la pandemia del covid-19 y se acerca al registro prepandemia de 3,5% divulgado en febrero de 2020.

Si bien el desempleo ha cedido recientemente, en diciembre se incorporaron tan solo 199 mil nuevos puestos de trabajo, el número más bajo en el curso de 2021. Los sectores que impulsaron las nóminas fueron el ocio y hotelería (+53.000); servicios profesionales y empresariales (+43.000); manufactura (+26.000); construcción (+22.000); y transporte y almacenamiento (+18.700), respectivamente. Lo anterior se contrapone con el comercio minorista, el cual retrocedió en 2.100 empleos para el mismo período en estudio.

Finalmente, existe incertidumbre acerca del choque de la variante Ómicron en el mercado laboral dado a que las encuestas de empleo se realizan a mediados de mes y este efecto no se pudo capturar en el más reciente informe, lo que tiene repercusiones a inicio de 2022. Las presiones en cuanto a un alza de tasas continúan siendo vigentes teniendo en cuenta que la Fed le da un mayor énfasis al desempleo que al número de nóminas adicionales en el último mes, lo que representa tensión en la toma de decisión de política monetaria.

TOMADO DE: AMCHAM COLOMBIA