Inflación de EE.UU. se acelera a 8,5 %, aumentando la presión sobre la Reserva Federal

Los precios al consumidor de EE.UU. aumentaron en marzo al máximo desde fines de 1981, lo que reforzó las expectativas de que la Reserva Federal elevará las tasas de interés medio punto el próximo mes.

El índice de precios al consumidor aumentó un 8,5% respecto al año anterior luego de una ganancia anual del 7,9% en febrero, según mostraron los datos del Departamento de Trabajo el martes. El indicador de inflación ampliamente seguido aumentó un 1,2% respecto al mes anterior, la mayor ganancia desde 2005. Los costos de la gasolina impulsaron la mitad del aumento mensual.

Los economistas en una encuesta de Bloomberg esperaban que el IPC general aumentara un 8,4% respecto al año anterior y un 1,2% desde febrero.

La lectura del IPC de marzo representa lo que muchos economistas esperan que sea el pico del período inflacionario actual, capturando el impacto del aumento de los precios de los alimentos y la energía después de la invasión rusa de Ucrania.

Si bien la Fed está cambiando como tal a una política más agresiva, no es probable que la inflación retroceda a la meta del 2% del banco central en el corto plazo, especialmente dada la guerra, los bloqueos de Covid-19 en China y una mayor demanda de servicios como viajes.

Al mismo tiempo, aumentan los riesgos de que la inflación lleve a la economía a la recesión . Un coro cada vez mayor de economistas predice que la actividad se contraerá porque el gasto de los consumidores disminuye en respuesta a los precios más altos, o porque la Fed corregirá en exceso en su esfuerzo por ponerse al día. Sin embargo, la mayoría todavía espera que la economía crezca.

Tomado de: LA REPÚBLICA