En B/quilla comprueban efectividad de enjuague bucal que inactiva la covid-19

Biólogos moleculares de la Universidad Simón Bolívar participaron en el estudio científico de un producto de higiene oral que contiene D-limoneno y CPC que reduce “la actividad virucida” en la boca.

Barranquilla sigue siendo epicentro de importantes hallazgos científicos. Los enjuagues que incluyan en su composición al D-limoneno, una sustancia extraída de la cáscara de los cítricos, pueden reducir en un 99,99 % la presencia del SARS-CoV-2 en la boca de las personas.

Así lo comprobó recientemente un grupo de investigadores que presentó un producto de higiene oral que reduce la probabilidad de infección de bacterias, hongos, levaduras y algunos virus como la covid-19. El componente D-limoneno bioencapsulado ofrece una alta eficacia frente al virus, mas no impide su ingreso, sino que lo “inactiva”, dicen los investigadores.

La revista científica Healthcare publicó en diciembre de 2021 el estudio llamado “Actividad virucida de diferentes enjuagues bucales mediante un nuevo ensayo bioquímico”. “Encontramos una importante reducción de más del 99,99 % de la carga viral del virus SARS-CoV-2 al utilizar una solución que contiene D-limoneno y CPC (cloruro cetilpiridinio), lo cual es un hallazgo de gran ventaja en comparación con otros enjuagues bucales incluidos en el estudio”, expone el análisis.

En un principio el objetivo era proteger a los odontólogos, que eran de los profesionales con mayor riesgo de infectarse porque en su labor están expuestos a la saliva de sus pacientes. Fue el odontólogo, rehabilitador oral y coinventor del producto, Enrique Jadad Bechara, quien planteó inicialmente esta necesidad.

Reducir la carga viral

El investigador partió de un análisis simple. “Nos estaban mandando a lavarnos las manos pero lo que yo leía era que el contagio del virus se podía dar por ojos, nariz y boca, y estudiando me di cuenta el grado de importancia que tiene la boca en este tema, así que empecé a buscar una solución para que no se incubara en esta zona”, dijo Jadad en conversación con EL HERALDO.

El odontólogo recopiló muchos artículos y descubrió que su tesis no estaba tan errada ya que tenía fundamentos científicos sólidos. El segundo paso que desarrolló de manera independiente fue analizar los enjuagues bucales que se comercializan en los supermercados. En esa búsqueda encontró que no había componentes en estos artículos de higiene que fueran “realmente efectivos”.

Luego de una investigación bibliográfica profunda, Jadad propuso al gerente del laboratorio argentino Brix Medical Science, Juan Ignacio Zagari, crear un enjuague bucal que incorporara un desengrasante natural que destruyera la membrana del SARS-CoV-2. La búsqueda estuvo a cargo del ingeniero bioquímico Mauricio Dobboletta.

“Brix Medical Science patentó en Estados Unidos la EBE technology, una biotecnología que estabiliza biomoléculas complejas como el D-limoneno y aumenta su actividad de desengrasante”, comenta Jadad, nacido en Montería y radicado hace más de 30 años en Barranquilla.

Según el experto, este producto que lleva como nombre Xyntrus, ha sido catalogado como “el primer y único bioenjuague oral del mundo” por la tecnología que tiene.

“Le pedí a este laboratorio que fuera un desengrasante porque lo que se necesita es romper esa capa para que el virus se inactive y no se replique e infecte”.

Las primeras muestras de Xyntrus fueron enviadas a la Universidad de Buenos Aires, pero la carrera mundial estaba centrada en la producción de vacunas. La opción fue testear con bacterias, hongos y levaduras. Después con el herpes simple, un patógeno recubierto por membrana de grasa, igual que el SARS-CoV-2. Los resultados de ambos ensayos fueron una efectividad mayor al 99,99 %.

Un hito

El acercamiento con la Universidad Simón Bolívar surgió en agosto, cuando Jadad recibió el resultado de una prueba PCR y observó que el documento lo firmaban la Alcaldía de Barranquilla y la institución educativa. “Enseguida llamé a Tatyana Bolívar, directora de Extensión y Servicios Externos de la universidad, quien me contactó con el doctor Antonio Acosta”, destacó.

Acosta, director del Laboratorio de Virología y PhD en Biología Molecular, explicó que el compuesto de los cítricos tiene componentes que rompen la membrana de la covid-19, que es grasa.

“Cuando Jadad me contacta y me propone la idea había un tema de reto porque no podemos testear un virus que no se puede cultivar. Me senté en el laboratorio con un estudiante de doctorado (Yesit Bello Lemus) y diseñamos un ensayo bioquímico que determina los efectos que producen en el SARS-CoV-2 algunos enjuagues bucales presentes en el mercado”, dijo el director del Laboratorio de Virología.

Aclara que este estudio en ninguna de sus líneas dice que cura la covid-19. Lo que sí es cierto es que los resultados mostraron que un enjuague bucal que contenga D-limoneno, aceites esenciales y CPC reduce la carga viral entre una y cinco horas.

“Una de las conclusiones es que los productos que tienen esta sustancia extraída de la cáscara de los cítricos desestabiliza el virus y exponen el material genético. Al exponer este material genético el virus se inactiva porque el virus no puede sobrevivir sin esa membrana lipídica (grasa). Allí es donde decimos que se reduce la carga viral”, destacó Acosta.

“Hemos dedicado meses estudiando este productos y haciéndole estudios de todo tipo dando un soporto científico y apoyados en este laboratorio argentino además del aporte de más de cinco países del mundo como España, Italia, Estados Unidos, México y Colombia”, concluyó el PhD en Biología Molecular.

TOMADO DE: EL HERALDO