El impacto de la exención de aranceles a algunos insumos se sentirá en tres meses

El pasado 3 de marzo, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 307 de 2022, que tiene como “propósito poder tomar acciones conducentes a disminuir las presiones inflacionarias”. Este decreto fijó que 165 subpartidas no tendrían aranceles, que antes oscilaban entre 5%, 10% y 15, durante seis meses. Esto teniendo en cuenta que en febrero de este año, la inflación mensual se ubicó en 1,63%, mientras que la anual registró una cifra de 8,01%. No obstante, expertos consideran que la medida tiene un tiempo de acción muy corto y no logrará su cometido.

Martín Ibarra, experto en comercio internacional, señaló que a este decreto se suma un nuevo proyecto que se publicó el pasado 7 de marzo y que establece un arancel de 0% durante un año para otras 75 subpartidas arancelarias relacionadas con fertilizantes, plaguicidas y alimentos balanceados. La cual también entrará en vigor para “hacerle frente a este fenómeno que se está viviendo en el mundo”, según anotó el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

Pese a que el jefe de cartera manifestó su confianza en las medidas adoptadas por el Gobierno para que las expectativas de inflación empiecen a anclarse y a tener una reducción en el costo de vida de los ciudadanos, hay quienes no son tan optimistas frente a la situación.

Javier Díaz Molina, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) reconoció que la reducción arancelaria no es un proceso inmediato por lo que difícilmente en el poco tiempo de vigencia podría llegar a consolidar el impacto que se espera. “Algunos bienes empezarían a ver resultados en unos tres meses. Sin embargo hay otros como las semillas que se tardarían aún más, porque tienen que empezar todo el ciclo productivo, al igual que los agroquímicos”. En este escenario, no es claro el efecto que tendrá la reducción de los aranceles en Colombia y si en el corto plazo se va a traducir en menores costos para los consumidores, ya que son muchas las variables que explican el fenómeno inflacionario y que son de difícil o nulo control para la nación.

“Debe tenerse en cuenta que este es un problema que está afectando la economía mundial ya que obedece a choques externos, problemas en la cadena de abastecimiento y logística de puertos, desbalances entre oferta y demanda mundial, disminución en la producción de alimentos en el país y recientemente, al conflicto entre Rusia y Ucrania”, anotó Ibarra.

Juan Felipe Bernal, experto en comercio exterior de la Universidad Javeriana agregó que también hay algo que se ha dejado de lado y es que el Índice de Precio al Productor (IPP) ha presentado aumentos aún mayores que el IPC, lo que hace que los precios de los bienes y servicios para la producción, se trasladen a los consumidores.

Aunque Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), indicó que la medida no tendrá un impacto significativo debido a que la mayoría de los insumos (al menos al menos para los sectores representados en la SAC) no tenían aranceles aún antes del decreto. Hay otros expertos como Juan Carlos Arbeláez, Socio de Impuesto en Crowe, que esperan que se cumpla con los requisitos mínimos en el ordenamiento jurídico para obtener resultados tangibles en el país.

Tomado de: LA REPÚBLICA