Desempleo en EE. UU. se redujo a 3,6% en marzo, la tasa más baja desde el inicio de la pandemia del covid-19

El Departamento de Trabajo informó una disminución en la tasa de desempleo hasta 3,6% en marzo, manifestando una contracción de 0,2 puntos porcentuales con referencia a la cifra de 3,8% de febrero. La reducción en los niveles de desocupación se consolidó como el más bajo desde el impacto de la pandemia del covid-19, la cual comenzó a surtir efecto en la economía norteamericana a lo largo de marzo de 2020.

Los puestos de trabajo en marzo crecieron en una menor cuantía tras reportarse 431.000 nóminas, siendo un dato inferior a la estimación de 490.000 realizada por economistas consultados por Bloomberg. Aun así, el balance mensual fue robusto para el mercado laboral con fundamento en actividades como el ocio y hotelería (+112.000); servicios profesionales y empresariales (+102.000); comercio minorista (+49.000); manufactura (+38.000); y asistencia social (+25.000), respectivamente.

En materia de remuneración promedio por hora de los trabajadores contratados empresas privadas no agrícolas, se notificó un aumento anual de 5,6%, correspondiente a un ingreso de US$ 31,73 en marzo, contrastando con los US$ $31.58 reportados para febrero. Mientras tanto, la tasa de participación, que mide la proporción de estadounidenses en edad de trabajar que cuentan con un empleo o están buscando uno, subió a 62,4%, exhibiendo un repunte de 0,1 puntos porcentuales con relación al 62,3% de febrero.

La recuperación del mercado laboral en marzo continuó fortaleciéndose luego de la disminución de 318.000 en el número de personas desempleadas hasta los 6 millones, acercándose cada vez más al registro prepandemia de 5,7 millones informado para febrero de 2020. Adicionalmente, la entidad federal revisó al alza las nóminas de los primeros dos meses del año, los cuales sumaron en su conjunto 95.000 empleos, ubicando a enero y febrero con niveles de 481.000 y 750.000, cada uno.

De otro lado, las empresas norteamericanas todavía enfrentan la escasez de trabajadores cualificados en tanto que permanecen cerca de 11,3 millones de vacantes sin cubrir, conduciendo a más salarios altos como mecanismo para atraer la fuerza laboral, tal y como sucedió en marzo. Al respecto, es probable que se mantengan las presiones inflacionarias en la medida que la demanda de trabajo siga superando a la oferta, lo que podría incidir en las próximas reuniones de la Reserva Federal sobre la tasa de interés.

ISM PMI Manufacturero desciende a 57,1%

El Institute For Supply Management dio a conocer que el sector manufacturero presentó por vigésimo segunda vez consecutiva un nuevo período de expansión al superar el umbral de 50% en marzo, aunque a un menor ritmo tras la reducción del índice ISM PMI para el sector hasta 57,1%. En este sentido, hubo una disminución de 1,5 puntos porcentuales conforme a la lectura revisada de 58,6% para febrero y situándose por debajo de la previsión de 59% realizada por analistas económicos consultados por Bloomberg.

En el transcurso de marzo, los índices de nuevos pedidos y producción se situaron en 53,8% y 54,5%, observando caídas de 7,9 y 4 puntos porcentuales con referencia a febrero, cuando estuvieron en 61,7% y 58,5%, cada uno. En cuanto al empleo se reflejó una subida de 3,4 puntos porcentuales, pasando de la cifra de 52,9% en febrero a 56,3% en marzo, sugiriendo una ampliación en el mercado laboral del sector manufacturero a una mayor tasa de crecimiento pese a las interrupciones en la cadena de suministro.

Por su parte, las principales industrias de la manufactura que experimentaron un período de expansión en marzo fueron, en su orden, prendas de vestir, cuero y afines; muebles y relacionados; alimentos, bebidas y tabaco; equipos, aparatos y componentes eléctricos; manufacturas diversas; maquinaria; fábricas textiles; equipos de transporte; productos metálicos; papel; productos químicos, así como artículos electrónicos y computadores, respectivamente.

Tomado de: AMCHAM COLOMBIA