Colombia mejoró inclusión financiera para las mujeres, según dice el Banco Mundial

De acuerdo con un reciente informe del Banco Mundial, a pesar de la pandemia, 23 países en el mundo mejoraron su legislación para promover la inclusión económica de las mujeres en 2021 y Colombia fue uno de ellos.

Sin embargo, alertó que 178 países siguen con barreras legales que les impiden participar totalmente en la economía.

Además, en 86 territorios las mujeres tienen restricciones laborales, mientras que en 95 países no se garantizan la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor.

Debido a esto, el Banco Mundial estima que alrededor de 2.400 millones de mujeres en el mundo, que están en edad de trabajar, no tienen las mismas oportunidades económicas que los hombres y únicamente acceden a solo tres cuartas partes de los derechos reconocidos a la población masculina.

En el informe, el organismo multilateral calificó la paridad jurídica completa de 190 economías del mundo con una puntuación de 0 a 100, teniendo en cuenta ocho áreas que afectan la participación económica de las mujeres: Movilidad, Trabajo, Remuneración, Matrimonio, Parentalidad, Empresariado, Activos y Jubilación.

Teniendo en cuenta esto, Colombia obtuvo una calificación de 84,4, pero se mantiene levemente arriba del promedio de América Latina, ocupando el puesto 13 entre 32, pese a ser una de las pocas economías en el mundo que mejoró su legislación durante el año pasado.

La mejor calificación de la región la obtuvo Perú con 95 puntos, seguido de Paraguay que alcanzó 94,4, y Ecuador con 89,4 puntos. Los primeros cinco puestos los completan Bolivia y El Salvador con 88,8 cada uno.

Entre los ítem que calificó el Banco Mundial, Colombia obtuvo 100 puntos en todos, menos en Empresariado, con 75 puntos, y en Jubilación y Remuneración con solo 50 puntos en cada uno, siendo los aspectos más débiles del país.

Al nivel mundial, el puntaje promedio fue de 76,5 sobre 100 puntos, con solo 12 naciones, todas miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), que han logrado una paridad jurídica entre los géneros. Estas son Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Grecia, Islandia, Letonia, Luxemburgo, Portugal, España y Suecia.

“Si bien se han logrado avances, a nivel mundial la brecha entre los ingresos esperados tanto de hombres y mujeres a lo largo de su vida es de US$172 billones, casi dos veces el Producto Interno Bruto (PIB) anual del mundo. A medida que avanzamos hacia un desarrollo verde, resistente e inclusivo, los gobiernos deben acelerar el ritmo de las reformas legales, para que las mujeres puedan desarrollar todo su potencial y beneficiarse de manera plena y equitativa”, señaló Mari Pangestu, directora gerente de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Banco Mundial.

A nivel mundial, el mayor número de reformas correspondió a los indicadores de parentalidad, remuneración y trabajo.

El informe destaca que entre las modificaciones de las legislaciones en cuanto a parentalidad, Colombia junto a Georgia, Grecia y España introdujeron la licencia parental remunerada. Armenia, Suiza y Ucrania introdujeron la licencia de paternidad pagada, mientras que Hong Kong, aumentó la duración de la licencia de maternidad pagada a por lo menos 14 semanas.

En equidad de remuneración, Bahrein y Burundi exigieron igualdad por trabajos del mismo valor. Mientras que en Benin y Vietnam, las mujeres ahora pueden trabajar en empleos industriales de la misma manera que los hombres. Y, por su parte, Pakistán levantó las restricciones a la capacidad de las mujeres para trabajar en horas nocturnas.

Las principales mejorías a la legislación en favor de la equidad de género se dieron en Angola y el Líbano en donde se promulgaron leyes que protegen a las mujeres del acoso sexual en el empleo, incluidas sanciones penales por tal conducta.

En otros como Gabón por fin se promulgó una legislación que les permite a las mujeres conseguir trabajo sin el permiso de sus maridos. Mientras que Kuwait prohibió la discriminación por motivos de género en el empleo y aprobó leyes sobre el acoso sexual en el sitio de trabajo.

El problema de menores derechos femeninos en América Latina

En América Latina y el Caribe las mujeres tienen acceso a menos de las tres cuartas partes de los derechos legales que se otorgan a los hombres, según el informe del Banco Mundial. De las 32 economías de la región, 19 no tienen leyes que garanticen 14 semanas de licencia de maternidad paga y solo la mitad garantiza algún tipo de licencia remunerada para los padres. Además, únicamente dos promulgaron reformas: Argentina, con beneficios durante el cuidado infantil, y Colombia, el primero con licencia parental remunerada.

Tomado de: LA REPÚBLICA