“Buscamos dar un salto en la generación de empleo de calidad en Barranquilla”

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, habló con LR sobre la situación del Puerto de Barranquilla y sobre los proyectos de inversión que buscan reactivar la economía de la “Puerta de Oro” de Colombia.

¿Cómo avanza la vacunación y la reactivación económica?
Después de dos años muy difíciles, el sábado tuvimos cifras récord con 17.000 vacunados en un día, tenemos 90% de la población vacunada con una dosis y todos lo días vemos alta afluencia en los puntos de vacunación y eso es lo que nos ha permitido tener amplitud en la reapertura económica.

Vemos un sector empresarial entusiasmado porque hemos podido trazar una hoja de ruta con ellos y utilizamos mucho la ciencia para demostrar que en el transporte público, en las empresas y en el comercio no estaban los focos de contagio.

¿Cómo se está tratando el desempleo?
Desde diversos frentes, al darle libertad a los sectores más golpeados, como son los sectores del ocio; por eso fuimos la primera ciudad en pedir dos dosis de vacuna para eventos, bares y discotecas. Lo otro son los grandes eventos, tenemos los Juegos Panamericanos Junior y el Congreso Mundial de Juristas.

¿En cuales temas también se está trabajando?
La informalidad de pobreza o por necesidad, porque hay informales por decisión propia, que no les interesa pagar impuestos. Otro es cómo absorber la población venezolana que hoy ya es casi 7% u 8% de la población del área metropolitana de Barranquilla, 150.000 personas en el último censo.

¿Qué reto queda para 2022?
En enero ver la presencialidad 100% en los colegios que era un punto que nos estaba causando bastantes problemas en Barranquilla y Colombia, pero con la vacunación de los niños ya no deberíamos tener más dilación ahí.

¿Cuál es la situación actual del Puerto de Barranquilla?
Hay un problema a corto plazo y soluciones a mediano plazo. Cormagdalena está pagando el ser mal administrada durante décadas. Cormagdalena ha dragado más que nunca, pero la administración de un río no es solo dragar. Hay una situación atípica y difícil en el río que se debe solucionar a corto plazo con el dragado y la inversión que hará Cormagdalena.

¿Cuáles son las soluciones a largo plazo?
La Asociación Público Privada (APP) que debe quedar adjudicada el otro año, lo otro es un estudio que está haciendo Barranquilla para hacer la terminal de aguas profundas, eso nos va a permitir tener un puerto marítimo y fluvial. El sector portuario en vez de verlo como una competencia lo está viendo como un complemento; con el rió Magdalena funcional hasta Barrancabermeja y de ahí un punto multimodal de carga que nos acerque a la sabana cundiboyacense, va a ser un motor de desarrollo para la industria.

¿Cómo el puerto potencia el desarrollo de empleo?
Con la inversión externa buscamos dar saltos cuánticos en generación de empleo de calidad, no seguir haciendo lo mismo, que es traer poco a poco empleos de baja calidad. Lo que estamos haciendo es transformar nuestra capacidad.

¿Cómo atraer a las empresas a la ciudad?
Por la eficiencia, la capacidad de gente que tiene, por el valor de metro cuadrado, la disponibilidad de áreas para crecer, por competitividad en exportación no solo de bienes sino de servicios y una relación fluida con el sector privado.

¿De que forma se incluyen los proyectos energéticos en el desarrollo?
Buscamos cómo volvernos un foco de desarrollo del sector offshore del gas y petroleo que ya está consolidado en Colombia y ahí está el futuro de nuestra energía. En el gas está la eficiencia energética del caribe colombiano, porque el gas se puede convertir en una buena alternativa de autogeneración de las empresas. En Barranquilla hay gas, hemos encontrado, probado y con posibilidad de utilizarlo para autogeneración, bajar los costos de producción y mejorar la calidad de la energía.

¿Cómo continuarán los proyectos al terminar su gobierno?
Terminamos un estudio con una de las desarrolladoras urbanas más reconocidas del mundo, ellos nos planificaron la ciudad para 2100, ese plan incluye todos los proyectos estratégicos de ciudad, sociales, de infraestructura y medioambientales para volvernos la ciudad que nos merecemos.

Hay un proyecto de ciudad que supera al alcalde o a la gobernadora o a una persona en especifico. Lo que viene ahora es la apertura de una comisión de personas que velen porque ese gran proyecto sea paulatinamente revisado y exigido a los mandatarios que se cumpla; que lo asuman como cátedra en las universidades para que sea interiorizado.

Tomado de: LA REPÚBLICA