Según el ministro de Hacienda, las primeras medidas costarán $14,8 billones, pero hay capacidad para usar $48 billones.

Luego de que el presidente Iván Duque decretó la emergencia económica y social y dio a conocer el paquete de medidas que desde la perspectiva financiera van a ayudar al país, como la devolución del IVA o el fortalecimiento de programas de subsidio para los más vulnerables, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dio a conocer que ejecutar estas iniciativas costarán $14,8 billones.

En rueda de prensa con el director de Planeación Nacional, Cárrasquilla aseguró que para ejecutar esas medidas, el Gobierno ya cuenta con casi $15 billones de las reservas del Estado, un esfuerzo “extraordinario”, y añadió que de las arcas del Estado se puede acudir a un máximo de $48 billones si la situación lo amerita, es decir, si el control del Covid-19 se hace más complicado y genera impactos económicos mucho más fuertes.

El primer paquete de $15 billones sale principalmente del Fondo de Ahorro y Estabilización ($12,1 billones); aportes del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet) con $2,7 billones; $3 billones de activos líquidos de entidades Estatales y $1 billón adicional de otros activos.

Esto lleva a preguntarse, ¿en qué consisten esos fondos a los que se recurrirá para la emergencia?

El Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera fue creado en la Ley 209 de 1995 y es un sistema de manejo de cuentas en el exterior, sin personería jurídica y con sus cuentas a nombre de Ecopetrol, de los departamentos y municipios que reciben regalías y compensaciones monetarias y del Fondo Nacional de Regalías.

Según la ley, "el traslado de estos recursos al Fondo no significa apropiación de ellos por parte de la Nación. Dicho traslado, tiene un carácter estrictamente temporal y propósitos exclusivos de ahorro fiscal y estabilización macroeconómica" y añade que "los municipios no productores del departamento productor de hidrocarburos, no son objeto de la presente ley".

Este fondo es administrado por el Banco de la República, mediante un contrato que ha sido suscrito con los ministerios de Hacienda y de Minas y su contabilidad se lleva en dólares, y de acuerdo con el articulado, "los resultados financieros se contabilizarán diariamente en las subcuentas de las entidades partícipes y se reflejarán en el valor diario de cada una de las unidades que lo componen".

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar