Volver al sitio

Aprobación de ley de crecimiento económico

Señal positiva para seguir construyendo un

país productivo y que genere equidad.

La Ley contribuirá a generar seguridad jurídica y propiciará un mayor crecimiento económico en beneficio de todos los colombianos, manifestó la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture. 

Bogotá, 20 de diciembre de 2019 (AmCham Colombia).- La aprobación por parte del Congreso de la República de la Ley de Crecimiento Económico es un paso correcto para la generación de estabilidad jurídica, contribuirá a generar confianza inversionista para estimular un mayor crecimiento económico en los próximos meses y ofrecerá reglas claras para que los empresarios tracen planes de mediano y largo plazo que faciliten la generación de empleo y equidad en beneficio de todos los colombianos.

Estas señales son muy importantes para la inversión en momentos en que el entorno internacional está expectante por lo que suceda alrededor de la tensión comercial entre China y Estados Unidos, manifestó la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture. La inversión se traduce en generación de empleo, transferencia de conocimiento y tecnología, así como oportunidades de capacitación acorde con las nuevas industrias y la llegada de divisas para impulsar el equilibrio en la balanza comercial. 

La seguridad jurídica permite planes de largo plazo para un mayor desarrollo económico con mayores oportunidades para los colombianos. 

La aprobación de aspectos como la devolución del IVA para las familias más vulnerables; la reducción de los aportes al sistema de salud de los pensionados y la propuesta de tres días al año sin IVA para estimular el comercio, entre otras, complementan las medidas para impulsar el crecimiento de la economía y el bienestar de los ciudadanos. 

El desarrollo del turismo también se beneficia con la Ley de Crecimiento en la medida que se aprobaron recursos como contraprestación por el uso comercial y turístico de playas y terrenos de bajamar privados para que sean invertidos en proyectos de recuperación y mantenimiento de playas, ecosistemas marinos y manglares, entre otros, contribuyendo a la generación de un turismo sostenible que impulse la economía en las regiones. 

También se dio luz verde a las exenciones de impuestos para la importación de cemento a departamentos como Guainía y Amazonas para facilitar su desarrollo; deducción en impuesto de renta para los pagos a intereses de créditos del Icetex y la autorización para que por medio del programa Obras por Impuestos, financiado por el sector empresarial, se construya el canal del Dique y la Mojana, entre otros. 

Las empresas y el sector productivo contribuyen al bienestar social con la generación de empleo formal. Para que ello sea posible, se requieren garantías del Estado para mejorar su competitividad con un objetivo claro de impulso al desarrollo individual y de la sociedad, que genere confianza en la sociedad y en los jóvenes, principales beneficiados de las decisiones que se tomen en la actualidad.

Pero no basta con esa Ley. El Gobierno y el Legislativo deben seguir trabajando por darle al país las herramientas que necesita para consolidar su desarrollo, para incentivar la productividad y la competitividad, así como darle respuestas a la demanda social .

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar