Barranquilla recibe reconocimiento nacional por programa de bilingüismo

La estrategia Soy Bilingüe, que comenzó a ser ejecutada en 2020, fue galardonada en el Foro Educativo Nacional que orienta el Ministerio de Educación.

En 2020 se inició en 40 colegios oficiales. Y este año la cobertura aumentó a 80 instituciones. La proyección indica que en 2023 deberá estar en todas las instituciones públicas del Distrito.

Soy Bilingüe es una estrategia para la enseñanza del inglés como lengua extranjera en estudiantes, maestros y directivos de colegios oficiales de Barranquilla. Ante esto, el Gobierno nacional, por medio del Ministerio de Educación, entregó un reconocimiento de buenas prácticas.

La exaltación se produjo en el marco del Foro Educativo Nacional 2021. Allí Barranquilla fue reconocida en la línea temática titulada: Organización de la prestación del servicio educativo para responder a los retos y desafíos que trajo la pandemia.

“Este reconocimiento va dirigido a las comunidades educativas y a sus instituciones de manera situada, en contextos particulares, y con las condiciones e intereses que las caracterizan, resaltando la gestión que han desarrollado para la prestación del servicio educativo durante la pandemia”, expresó el Ministerio de Educación a través de un portavoz.

“Desde un inicio sabíamos que el desarrollo del programa iba a requerir de un trabajo conjunto y estamos felices con los resultados. El compromiso de nuestros maestros, directivos, estudiantes y también familias es el que nos permite hoy recibir este reconocimiento”, afirmó Bibiana Rincón, secretaria de Educación del Distrito.

Barranquilla identificó en la educación la base para convertirse en una ciudad bilingüe. Los pasos implican formar a niños, jóvenes y maestros. Hasta ahora el impacto es de 35.100 estudiantes de transición a grado 11, al igual que 1.347 maestros y directivos.

Para ejecutar el programa, Barranquilla le apuntó a tres líneas estratégicas: Unstoppable Teachers, Global Student y Bilingual City, orientadas a maestros, estudiantes y comunidad en general.

Tomado de: EL TIEMPO