Actividad económica creció 7,8% en enero, por debajo de las expectativas de analistas

Este viernes, el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), reveló que la actividad económica había crecido 7,8% anual durante enero. Este dato se encuentra por debajo de las estimaciones de analistas que lo ubicaban por encima de 10%. Por ejemplo, Banco de Bogotá estimaba 10,8% y Davivienda 11,5%.

Esto se debe a que uno de los grandes impactos fue el cuarto desembolso de Mapfre por el detrimento de la obra de Hidroituango por US$633 millones. Como resultado de ello, las actividades financieras tuvieran un decrecimiento de -28,5%. Y se sumó a una caída de las actividades primarias, como la agricultura, minas y canteras y petróleo. Anualmente tuvo una variación de -2,7%.

Sin embargo, las actividades de comercio, transporte, alojamiento; industrias manufactureras y actividades artísticas y de entretenimiento tuvieron comportamientos positivos que explican 6,8 puntos porcentuales del crecimiento durante el primer mes. La variación anual del sector comercio fue 21,1%, con lo que tuvo el mayor rebote.

De acuerdo con Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas de Banco de Bogotá, esto va en línea con lo esperado para este lapso. Destacó que sin contar el impacto de las actividades financieras, el crecimiento estaba dentro de lo esperado.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, destacó que la entrada de actividades artísticas y de entretenimiento como tercer actividad que más aportó responde al levantamiento de las restricciones de movilidad y afro que están dinamizando la respuesta de este concepto.

Al desagregar por tipo de actividad, se encuentra que las terciarias aportaron 6,3 puntos porcentuales al total, con lo que fueron las que más jalonaron el resultado. En el caso de las actividades secundarias, su variación anual fue de 12,4 pp y aportó 1,8% al crecimiento anual durante el primer mes.

“El sector de la manufactura y la construcción que estaba bastante rezagada ya está mostrando un repunte importante, algunos sectores de comercio y de otros servicios les fue bastante bien”, explica Sergio Olarte, economista principal Scotiabank Colpatria.

En el caso de las actividades primarias, estas fueron las únicas que contribuyeron negativamente durante enero. Su variación anual fue -2,7%. Juan Camilo Pardo, analista de Corficolombiana, afirma que el componente de agro y producción de petróleo explican este comportamiento.

Se mantiene brecha de personal ocupado
El Dane informó que en su serie desestacionalizada durante enero, se encuentra en 93,29% frente a 2019. Frente a la dinámica de crecimiento de la economía, Juan Daniel Oviedo, director de la entidad, señaló que esto representa una brecha de 13,5% entre estos factores. “Esto refleja que el crecimiento de la actividad económica y la empleo en enero amplió su brecha de crecimiento, un elemento que debe ser tenido en cuenta en las dinámicas de reactivación económica y de empleo”, destacó el director.

Tomado de: LA REPÚBLICA